A veces la industria de la moda nos da gratas sorpresas en las que el corazón se ablanda y la comisura de los labios se estira como por arte de magia. Este es el increíble caso de Lefrik y sus mochilas recicladas. Una manera sostenible y solidaria de vivir el arte de la aguja.

 

 

Y es que Lefrik ha llegado a un convenido con el British Council donde 4.000 alumnos utilizarán a diario unas mochilas creadas por la firma a partir de botellas PET recicladas. Según detalló Curra Rotondo, fundadora y CEO de Lefrik, en declaraciones en exclusiva para Europa Press (http://amp.europapress.es/madrid/noticia-mas-4000-alumnos-british-council-primaria-utilizaran-mochilas-hechas-tejidos-reciclados-20180914144209.html):

“Reciclar no significa simplemente dar una segunda vida a plásticos de un solo uso, sino reducir la contaminación que producen. Teniendo en cuenta que la mayoría del plástico que se fabrica en el planeta va a dirigido a la industria textil para la fabricación de poliéster virgen, nosotros le damos una segunda oportunidad haciendo poliéster reciclado y ahorrando un 60% de energía y un 32% de emisiones en CO2, además de disminuir los residuos plásticos y, como consecuencia, su impacto medioambiental”, ha dicho.

Claro está que si con ese segundo uso tienes una idea tan inteligente como ésta, consigues aplausos por doquier.

 

“Reciclar no significa simplemente dar una segunda vida a plásticos de un solo uso, sino reducir la contaminación que producen”

 

Si hablamos de ecofashion, Lefrik, una marca ya consolidada que nació en 2012, es un referente. Ya que cada vez que pueden realizan acciones de gran envergadura con el fin de concienciar a nuestro planeta. El ecofashion ha llegado para quedarse y en la mejor de sus formas.

 

Tanto es así que la firma de Curra Rotondo fabrica su propio tejido ECO de poliéster reciclado (RPET), un nuevo e innovador material. El resultante es un tejido de máxima calidad perfecto para crear auténticas obras de arte en forma de maletas o mochilas. Pero vayamos a los números. Se emplean aproximadamente 13 botellas recicladas por mochila/maleta de Lefrik que se fabrica. En 2017, se fabricaron alrededor de 30.000 mochilas que sumarían un total 390 000 botellas recicladas. Ahora solo nos falta alzar nuestras banderas verdes y gritar bien fuerte: ¡Save the planet, be eco!

 

No pierdas el tiempo y conciénciate de que la Green fashion es el futuro y Lefrik ya se ha adelantado. Encuentra su sofisticación sostenible en cada uno de los 60 puntos de venta que se distribuyen en el mercado español o a través de nuestra web o la de la marca. ¿A qué estas esperando para convertirte en un lefrikadicto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.