Llega ese momento de alegría, el cual has soñado con tu pareja desde hace meses. Un positivo en un trozo de plástico que va a cambiar tu vida. Vives un estado de éxtasis pero sin embargo has reflexionado en como afectará el pequeño regalo de vida en tu cuerpo. Y es que se tiende a pensar que estar en estado de buena esperanza es sinónimo de perder cualquier ápice de glamour. Pero nada más lejos de la realidad, destronamos ese falso mito, mostrándote 5 looks perfectos con los que dejarás con la boca abierta a todo aquel que pase por tu lado.

Trench siempre

Seguramente lleves luciendo la gabardina un par de meses, desde que la lluvia y el frio quisieron hacer acto de presencia. Eso sí, siempre bien anudada para que no entrase ni un resquicio de viento. Pues bien, ¿Quién dijo que tenías que relegarla al armario? No te equivoques, este básico te sacará de cientos de apuros. Ahora la lucirás más holgada pero la elegancia no se perderá.

Con el negro hemos topado

Si hay un color en la faz de la tierra que es capaz de disimular las curvas, es el negro. Y si apuestas por un total black, te aseguras el éxito.  Aunque si eres una mujer atrevida, combina este total look con unos peep toes en un rosa chicle, lo que hará que rejuvenezcas del tirón cinco años.

Pon una tripa en tu mundo

Claro está que quieres gritarle al mundo lo que llevas dentro de ti. Y no hace falta. Mes a mes irás viendo como esa barriguita va creciendo a marchas forzadas. Pero tu quieres remarcar esa curvatura, algo que desde aquí avalamos y te recomendamos. Juega con un vestido cruzado en tonos tierra, dorado o incluso burgundy, conseguirás que todas las miradas se dirijan a ese vientre prominente.

El maxi llega a tu vida

Tus camisetas ya no dan más de si y tu te desesperas. Pero ahí el craso error. Tu cuerpo cambia y necesitas estar cómoda. Por eso mismo te tendrás que hacer a la idea que los maxi vestidos son tu salvación. Mucho mejor si son en rayas verticales. Realzarán tu figura como por arte de magia.

¿Jeans? ¿Pitillos?

Nadie nunca dijo que al estar embarazado tuvieses que dejar los pantalones pitillo apartados. Pero quizás los que antes llevabas se te estén quedando pequeños. Busca unos que tiendan a ser elásticos y haz de ellos tu prenda estrella.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.