Esta temporada, el estampado de pata de gallo no puede faltar en tu armario. Te contamos su historia, el porqué de su nombre y cómo llevarlo con estilo.

estampado de pata de gallo
Distintas interpretaciones de la pata de gallo en las colecciones de este otoño/invierno

Aunque en realidad la pata de gallo es un estampado clásico que nunca pasa de moda, muchos de los desfiles de la temporada, desde Miu Miu a Balenciaga, parecen haberse puesto de acuerdo: las prendas de pata de gallo son indispensables este otoño.

El estampado de pata de gallo consiste en mezclar en un tejido varios colores para hacer cuadros rotos o formas abstractas de cuatro puntas. La pata de gallo se teje tradicionalmente en lana. Y aunque sus colores básicos son el blanco y el negro, hoy lo encontramos en muchas otras combinaciones.

Su nombre hace referencia a la forma que hacen sus cuadros. En español y francés se le llama pata de gallo, mientras que los ingleses se refieren a este estampado como houndstooth o «diente de perro».

Christian Dior, el responsable de su popularidad

El origen de la pata de gallo, al igual que la mayoría de tejidos de cuadros, lo encontramos en Escocia. Allí ya era un estampado popular a finales del siglo XIX, aunque solo lo vestían los hombres.

estampado de pata de gallo
Kilt escocés y chaqueta y chaleco de pata de gallo, pertenecientes al Duque de Windsor

La pata de gallo se hizo pronto un hueco en el armario de la aristocracia británica. Y el Duque de Windsor lo convirtió en uno de sus estampados preferidos.

La verdadera popularidad del estampado y su entrada en el armario femenino se produciría a finales de los años 50, de la mano de un diseñador que estaba destinado a convertirse en uno de los más emblemáticos de la historia de la moda: Christian Dior.

Dior revolucionó el armario femenino creando la silueta «new look», de grandes faldas con volumen y cinturas de avispa. Y vistió a las mujeres más chic del mundo con trajes, capas, abrigos y sombreros con estampado de pata de gallo.

Dior empezó forrando unos zapatos de salón con pata de gallo. Y llegó a utilizar el tejido incluso para decorar la caja y el bote de su primer perfume, Miss Dior.

Christian Dior fue pionero en introducir la pata de gallo en el armario femenino

Desde entonces, la pata de gallo ha formado siempre parte del armario masculino y femenino, y ha sido reinterpretada por casi todos los grandes diseñadores, desde Karl Lagerfeld a Johji Yamamoto.

En 2009, Alexander McQueen, el enfant terrible de la moda británica, dedicó una de sus colecciones a homenajear a Christian Dior y al estampado de pata de gallo.

estampado de pata de gallo
La reinterpretación de la pata de gallo por Alexander McQueen en 2009

Cómo llevar el estampado de pata de gallo

La pata de gallo es un diseño atemporal, perfecto para dar un aire aristocrático y elegante a cualquier look.

Una apuesta segura es elegir una sola prenda o accesorio de este tejido y combinarlo con prendas lisas, dejando que el estampado destaque por sí solo.

Estas son algunas ideas que encontrarás en Fashionalia de prendas y accesorios de pata de gallo:

¿Y qué hay de los hombres? Aunque las mujeres parecen haberse adueñado de este tejido tan chic, la pata de gallo siempre tendrá un hueco en el armario masculino.

Un abrigo de pata de gallo como este es una de las mejores formas de introducir este tejido en el armario de los chicos.

abigo gant pata de gallo

La prenda tiene un inconfundible aire british y se adapta con facilidad a los atuendos formales o casual.

Y tú, ¿te atreves con el estampado más chic de la temporada?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.